jueves, 31 de enero de 2008

LOS MÚSCULOS 1º PARTE

Los músculos del cuerpo

1º PARTE

Los músculos son los órganos que se encargan de la movilidad y la estabilidad del cuerpo.

Tienen como característica principal las propiedades de:

1) Contracción. Poder acortar sus fibras.
2) Elasticidad. Poder recuperar su forma después de una contracción.
3) Excitabilidad. Responder a los estímulos.


Por razón de su función, presentan un muy complejo sistema de innervación y vascularización.

En el proceso de actividad muscular participan de forma importante las dos proteínas principales de las que están compuestos, La actina y la miosina, además del calcio y el ATP (Adenosintrifosfato). Este proceso determina uno de los mecanismos de producción de calor (termogénesis) del organismo.

Por su estructura, hay tres tipos de músculos:

A) Músculo liso. Recubre las estructuras internas, como la pared intestinal, bronquios, vejiga, vasos sanguíneos etc. Su movimiento es involuntario.
B) Músculo cardiaco. Es de gran excitabilidad y conductibilidad, determinando con esto su capacidad de presentar contracciones rítmicas y frecuentes, las cuales establecen el ritmo cardiaco (80 contracciones por minuto, aproximadamente, en un adulto). Su movimiento es involuntario.
C) Músculo estriado. Puede realizar contracciones rápidas o lentas y tiene como característica distintiva con respecto a los dos anteriores el de llegar a la fatiga. Su movimiento depende expresamente de la voluntad.

En los músculos estriados, que son los que nos ocupan, la fuente principal de energía para la contracción muscular es el ATP (Adenosintrifosfato).

Las fibras musculares que se especializan en la actividad de alta potencia durante periodos cortos de tiempo se llaman fibras blancas o tipo I y son las que usan más la vía energética del ATP a través del mecanismo de la Glicólisis (tomando moléculas de glucosa del glicógeno almacenado en el músculo). Por sus propiedades mecánicas se les llama también fibras de contracción rápida, fatigables o (FF).

Las fibras musculares que deben permanecer en actividad por periodos largos de tiempo se les llama fibras rojas o tipo II. Son las primeras en ser activadas en la contracción muscular cuando se requiere un nivel bajo de potencia. Por sus propiedades mecánicas se les llama también fibras de contracción lenta resistententes a la fatiga (SR).

Hay otras fibras musculares cuyas propiedades mecánicas se encuentran entre las dos anteriores (FF y SR). Generan una contracción relativamente rápida, pero también son relativamente resistentes a la fatiga y se les llama fibras resistentes a la fatiga o (FR).

Cuando un músculo entra en actividad pueden presentarse tres fenómenos:

A) El músculo activo se acorta acercando sus dos extremos. A esto se le conoce como contracción isotónica. Un ejemplo es la contracción del músculo bíceps (“conejo” del brazo), cuando se levanta un objeto pesado.
B) El músculo está activo, pero su longitud se mantiene constante. A esto se llama contracción isométrica. La acción del bíceps del brazo cuando se soporta una carga pesada con los brazos es un ejemplo de ello.
C) El músculo se activa, pero sus extremos se alejan, alargando el músculo. A esto se le llama contracción excéntrica. Un ejemplo de esto es la acción de los músculos del brazo en el momento de lanzar una pelota.

Por su función, los músculos se clasifican como:

1) Abductores: Son los que se encargan de alejar las extremidades del eje central del cuerpo. Ejemplo: Levantar un brazo a los lados.
2) Aductores: Son los que se encargan de llevar las extremidades hacia el eje central del cuerpo. Ejemplo: Llevar un brazo hacia adentro del cuerpo, como poner el codo a nivel del ombligo.
3) Pronadores: Son los que hacen girar las extremidades hacia adentro. Ejemplo: Girar la mano hacia adentro.
4) Supinadores: Son los que permiten la inclinación de las extremidades. Ejemplo: Inclinar la mano hacia los lados.
5) Flexores: Son los que permiten la flexión de las extremidades. Ejemplo: La flexión de la pierna sobre el muslo o del brazo sobre el antebrazo.
6) Extensores: Son los que permiten la extensión de las extremidades. Ejemplo: La extensión de la pierna sobre el muslo o del antebrazo sobre el brazo.

Los músculos poseen receptores sensitivos, que informan sobre el dolor, y receptores propioceptivos, que informan sobre el grado de tensión que desarrolla el músculo y su contracción, lo que da la idea de su posición en el espacio.
Existen músculos que se oponen a la acción de la gravedad y se les llama posturales, Se encargan de mantener la posición erguida, son requeridos en forma constante para mantener esta posición. Son resistentes a la fatiga, estos se ubican en la cara posterior de la pierna, evitando la flexión del tobillo, en la cara anterior del muslo evitando la flexión de la rodilla. También se encuentran en la cara posterior del tronco (espalda) evitando su flexión.
Los músculos están formados por células largas con múltiples núcleos a los que se les llama fibras musculares. Cada extremo de estas fibras se inserta en los tendones y éstos, a su vez, en los huesos, cruzando las articulaciones (ver Figura 2).
Todo músculo está envuelto por una capa de tejido que se llama epimisio. Este tejido penetra el músculo entre los fascículos musculares donde se llama perimisio y ya dentro del fascículo muscular se le llama endomisio (ver figura 3).
Cada uno de estos fascículos musculares como los de la figura 3 tiene miles de fibras musculares que lo constituyen (ver figura 4).
La fibra muscular es la célula fundamental del músculo, es una de las pocas células multinucleadas del organismo. Cada una de estas fibras musculares está envuelta por una fina capa de tejido que se llama membrana basal. Se cree que esta membrana contiene importantes moléculas para el desarrollo y diferenciación del aparato neuromuscular.
Esta fibra muscular también posee células satélite incluidas dentro de la membrana basal, se derivan de los mioblastos y se cree que son capaces de fusionarse con fibras musculares dañadas dando lugar a un proceso de regeneración (ver figura 5).
Estas fibras musculares contienen miles de miofibrillas en donde se encuentra la unidad contráctil del músculo y la sinapsis neuro muscular en donde se llevan a cabo los procesos electroquímicos para que la contracción muscular sea dada (ver figura 6).
El aparato contráctil de cada fibra muscular se subdivide en miofibrillas, que son haces de filamentos gruesos y finos que se sitúan longitudinalmente a todo lo largo del músculo.

Estos mio-filamentos son los que están constituidos por las proteínas actina y miosina en cadenas y separadas por las bandas Z. La porción de estos mio-filamentos entre 2 bandas z se le llama Sarcomera y constituye la unidad contráctil muscular.

FUENTES: Son citadas en la 2º parte.






5 comentarios:

Anónimo dijo...

esta muy desorganizada tu informacion

Anónimo dijo...

esta muy desorganizada tu informacion

Daniela dijo...

Anónimo: qué lástima que no te identificaste (nombre y dirección de mail) para darte una mejor respuesta. A vos te parece desorganizada, a mí así me sirve. Qué lástima que a vos no!! Si querés explicame como organizarla así la preparo mejor para vos, pero así en forma anónima no.
Salu2
Daniela

Jorge Rodríguez dijo...

Me hubiera gustado que se indicara allí algún ejemplo de cada uno de los tipos de fibras musculares (FF, FR, SR). Por lo demás está muy bueno. Saludos desde Perú.

Anónimo dijo...

me parece muy bueno el texto, muchas gracias por colgar esta informacion tan útil para los maestros en el area.